Recuerdos de un Discipulo

Sesion 14

La Caida

Sesion 14
22/07/2012

La Caida

La ballesta de Grimik resono en el vacio silencio de la sorpresa y una saeta salio dispara al segundo de los enanos rozandole sus gruesos cabellos negros y estallando contra la pared; detras de ese dardo llego otro mas enviado desde el otro lado directamente desde donde se encontraba Selene, cubierta en el terraplen y arrojada cuerpo a tierra grito furiosa fundiendose en el desesperado alarido de venganza del veterano explorador Rufilos.
Ya habia cargado su arco y se apresuraba a apuntarles a la cabeza a aquel par de desprevenidos guerreros enanos.
Aiwendil comenzo a sentir una aguda presion en sus ojos y un ardor que rodeaba sus parpados, a la vista de Borok, un aura azul comenzo a aparecer de sus oscuros ojos y, con un chillido casi inaudible, se escondio detras del barbaro y le dijo, “no son dos, son once en total, hay mas”, una mutacion muy beneficiosa en ese momento que habia sufrido el hechicero le habia permitido observer a la totalidad del grupo, entre los cuales se hallaba el siniestro mago rojo.
Al otro extremo del salon inferior Balarian comenzo a escuchar ruidos de desgarro y sonidos guturales que provenian desde detras de la tala de araña colocada por Sylvanas, con la poca luz que las luces magicas de Duhck proveian llego a observar que, junto a los sonidos, unas largas uñas rojas cortaban con dificultad la pegajosa red que los separaba del paladin
Szaren al ver las zaetas volando por el aire, los ruidos de tumulto y el, en ese momento, sonoro ruido de pesados pasos metalicos que subian por la rampa, desaparecio a los ojos de los comunes dejando a los aventureros a su suerte.
Desde el fondo de la oscuridad un canto de gloria y valor comenzo a alzarse al tiempo que Heine Kenenen y Rufilos, casi unidos en el mismo clamor de venganza lanzaron sus dardos, que impactaron automaticamente en el enano que cerraba la marcha haciendolo tambalear y caer al vacio.
Aiwendil podia ver como, sin traba ni molestia, el grupo de enanos que se ocultaba en la invisibilidad de su raza, seguia avanzando rampa arriba, decidio pues salir de su embotamiento y lanzar presuroso un hechizo de sonido que impacto justo en la pared de la rampa, junto al mago haciendolo tambalear junto con sus compañeros y dejandolo bastante aturdido.
En un grito de alerta Balarian le aviso a Borok que otra amenaza, aun mayor a los ojos descubiertos, se abria paso a travez de la telaraña y comenzo su camino presuroso hacia la rampa para poner distancia al peligro que se acercaba, entretanto Borok y Shauden hacian lo mismo.
Los ocultos enanos malignos continuaban su amenaza rampa arriba y ese mago macabro intentaba lanzar una y otra vez rayos sin exit, el cansancio y las maniobras de huida no le permitian hacer blanco en los aventureros, pero eso no minimizaba su peligrosidad; tambien desde el otro lado intentaban, sin exito, dañar a ese grupo que, ya sin esperanza de pasar desapercibido, aun se encontraban invisibles y los dardos, artefactos y rayos que les arrojasen terminaban en fracaso.
De pronto, de un angulo del arco que abria el camino hacia las profundidades de la caverna, salio disparado un tremento rayo de fuego que ilumino la cara de Szaren y fue a dar justo en el medio del grupo de bandidos, hacienda caer al vacio y romperse el cuello de dos miembros de la soldadesca, uno visible y otro no, lo que ya era una situacion comica y molesta; el resto, sin salir de su aura de invisibilidad, tambien habia recibido grandes daños y ralentizaban su paso hacia la superficie.
En un cruce de dardos y mientras Selene hacia blanco con su ballesta sobre el ultimo soldado enano visible, haciendolo caer hacia su fin, un frio electrico se hizo presente a las espaldas de Heinekenenen que, instintivamente solo se tiro al piso mientras que un poderoso rayo electrico pasaba por el espacio en que se encontraba, en ese momento el pequeño pero peligroso mago se hizo presente a la vista de todos que sintieron la congoja de ver el odio de una bestia acorralada en los rojos ojos del enemigo.

A paso ligero Borok y Shauden subian la rampa hasta que, en el desconcierto del combate golpearon con algo, se habian topado con el soldado enano que cerraba la marcha y, dando un paso atras, Borok dispuso las armas para barrer el espacio hasta que, o cayera o se hiciera visible para apuntar major; detras Shauden solo podia mirar y esperar su turno, el espacio no era suficiente para que ambos encaren un combate de frente.
Con ojos sorprendidos y avidos de un blanco, al ver al mago al descubierto, flechas saetas y rayos salieron disparados hacia el, rapida pudo haber sido su muerte, si la sorpresa y la celeridad de movimientos no hubiera hecho fallar la mitad de los proyectiles que se le lanzaron, solo algunos rasguños y ganas de revancha le quedaron al mago que, al tiempo que maldecia, asuzaba a sus compañeros a continuar subiendo y atropellar al elfo que se les atravesaba.
Heine recibio un fuerte topetazo que casi le hizo caer hacia el fondo, pero con la agilidad y velocidad que le es propio a su raza, se reincorporo y salio disparado rampa arriba para tomar una major posicion de disparo, lejos de los sonidos de las botas enemigas.
El siniestro grupo de enanos esclavizadores se percataron que Aiwendil, el hechicero del grupo, los miraba con fijeza y sus ataques tenian mas que la certeza dada por la suerte, algo raro habia en ese individuo que le permitia observarlos mas alla del velo de invisibilidad. Con furia y sin pensar en las consecuencias comenzaron a lanzar maldiciones, rayos y ataques hacia Aiwendil hasta que este cayo inconciente y malherido, asi ya casi todos se hallaban visibles a los ojos de la compañia ofreciendo una vista mas que suculenta para los ataques desde una distancia segura.
Aun asi, Borok continuaba jugando con sombras, si bien tenia la vision de los clerigos que acompañaban, a modo de guardia personal, al mago, entre el y ellos solo habia un espacio vacio que le impedia avanzar.
La gente se agolpaba por arriba y por debajo cerrando las salidas a los enanos, Selene, ya con escudo y arma en mano detenia el avance desde arriba, mientras Shauden y Balarian apretaban el paso detras de Borok, el camino se cerro sobre los enanos, quienes estaban a merced de la suerte mientras Heine, Grimik el enano, y Rufilos disparaban continuamente.
En el fondo, ya Dhuck se habia acercado a su compañero de juergas y se aplicaba a las tareas curativas, con algo de mareo Aiwendil se repuso, sorbio algunas ampulas de liquidos curativos y se puso de pie para cubrirse antes que los enemigos terminaran con su vida.
Desde su collar, del cual colgaban tres gemas de color naranja, el mago rojo arranco una y con punteria certera la arrojo sobre el grupo de guerreros, el mas dañado fue Shauden, que ya se encontraba en mala situacion gracias a su larga caida desde el nivel superior, pero tanto Borok como Balarian tambien sufrieron daño gracias a esa pequeña bola de fuego que el mago les tenia preparada.
La situacion se torno confusa, Selene recibia la rabiosa respuesta de los enanos y salia huyendo para recuperarse y sanar sus heridas, Shauden por su parte hacia lo mismo mientras Balarian tomaba su lugar, Aiwendil tardaba en recuperarse y Duhck no alcanzaba a sus compañeros para asistirlos.
Todo era un caos que solo podia vaticinar un fin cuando las garras rojas, que se habrian paso, en la telaraña terminaran de cerrar la trampa.
Szaren desde su invisibilidad podia notar la confusion del grupo desde la explanada superior, cuando Selene llego al nivel superior le pidio ayuda ya que, en su estado, no podia reviser sus posesiones, le entrego sus pergaminos y uno a uno fueron buscando aquel que podria inclinar la balanza a su favor.
Una oscuridad rodeo de pronto a los enanos ocultandolos de la vista nuevamente, espesa e inmovil, no permitia que ningun ojo comun o magico la atravesara, una vez mas los guerreros se hallaban con la incertidumbre de que sucederia despues o a quien estaban atacando realmente.
Una y otra vez Borok cargaba contra la nube ingresando un poco mas cada vez, hasta que aquel insistente bulto que le obstaculizaba el paso cayo al vacio rompiendose el cuello en el impacto, ya libre continuo con su arrolladora caminata solo para verse detenido solo algunos pasos adelante por un nuevo e invisible contrincante.
El bardo atento al peligro que se acercaba por el tunnel y, sin deseos de repetir laamarga experiencia pasada con los necrofagos de uñas envenenadas, salio corriendo rampa arriba para situars entre Balarian y Borok, ayudarlos en sus combates y, sobre todo, evitar el enfrentamiento con cualquiera de las amenazas que lo separaban del aire fresco fuera de aquella pesadilla en espilar.
Vanos intentos hacia Shauden arrojando, desde el nivel inferior hacia la nube oscura, gancho y soga para tirar a alguno de sus moradores, tampoco dardos y flechas alcanzaban a herirlos, pero si de aquel vacio volvian a salir rayos en todas direcciones.
De pronto un frio y una sensacion de electricidad erizo los cabellos de Borok cuando uno de los clerigos que acompañaba al jefe enano lanzo un hechizo de dominacion sobre el, tardo en reaccionar y el embotamiento que le producia estar en ese ambiente no se disipo rapidamente pero, por suerte, rezo a los dioses o simple casualidad, el barbaro logro evadir la maldicion del maldito enano.
Ya Aiwendil, utilizando sus botas magicas, trepo la pared de la rampa para resguardarse tambien entre los dos poderosos guerreros, dejando a Shauden estupefacto mirando desde abajo como el solo se habia convertido en el objetivo de aquellos ojos rojos que atravesaban la tela de araña.
Cambios repentinos de posicion, Heinekenenen que habia caido bajo los impactos de saetas y rayos y se balanceaba al vacio, Borok que cesgaba la oscuridad como granjero a la siembra sin objetivo evidente, desesperante se habia tornado el momento, hasta que Selene por fin hallo lo que Szaren precisaba.
El Viejo mago leyo de las manos de la cleriga un poderoso hechizo y apunto sus manos hacia la oscuridad que, en ese momento, tambien abrasaba a Borok, pero la necesidad urgio mas y, saliendo de sus dedos sendas llamaradas, una gran bola de fuego se formo en el aire de la camara y fue a estrellarse directamente sobre, mago, clerigos por igual, y asesinando al guerrero restante; en ese acto la invisibilidad de Szaren finalizo y ahora todo el mundo podia observarlo con claridad.
La respuesta no se hizo esperar y, saliendo hacia el mago fueron dirigidas dos certeras saetas que se clavaron en el pecho de Szaren, cayendo al piso y rodando hacia el bordo solo para estrellarse en el fondo, aquel que los habia llevado a ese infierno y que debia pagarles por semejantes desventuras y desdichas habia caido sin posibilidad de retorno.
Los ojos sorprendidos de Shauden se perdieron en esa imagen y un Nuevo rayo electrico disparado desde la nube le impacto en el pecho haciendolo caer nuevamente de la explanada y dejandolo inconciente, Aiwendil Sulimo salio a su rescate, descendiendo verticalmente nuevamente gracias a sus botas.
Tanto Shauden como Aiwendil se compusieron y apartaron de la vista de los disparos pero ambos se quedaron intrigados acerca de que poseia Szaren en sus bolsillos, paso a paso, o mas bien arrastron a arrastron, se fueron acercando a su cuerpo y comenzaron a revisar que podrian utilizar en ese momento de necesidad.
Borok nuevamente se habia visto aliviado en su carga de limpiar el camino hacia arriba, pero encontraria en su paso algo mas resistente y poderoso que solo un guerrero enano, cargando con todas sus fuerzas choco con una gruesa armadura desde la cual vio acercarse una mano enfundada en negro azabache y de un vacio brillo mortal, sus fuerzas flaquearon ante su presencia pero su fuerza de voluntad fue mas que aquel toque mortal.
Su hacha barrio el frente clavandose momentaneamente entre las hojas de la armadura, el barbaro escucho un quejido al final del mango y el olor a sangre penetro en su nariz, lo llamaba, la sangre lo clamaba y su frenesi se libero justo a tiempo.
Mas arriba heine se recuperaba gracias a la ayuda de Selene, que ya se concentraba y rezaba a sus dioses para que le den fuerzas para desterrar del mundo fisico aquellas almas torturadas que habitaban dentro de los necrofagos al fondo del tunnel, toda su mente corazon y alma se encontraban abocados a ello.

Comments

Dhuck

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.