Recuerdos de un Discipulo

Sesion 18

Más vale pájaro en mano que árbol que te sopapee

El pobre Grimik había quedado paralizado por las negras artes, así lo encontró Dhuck que, cuando al verlo en ese estado, solo atino a darle una bofeteada para despejar sus confusos pensamientos y le hizo tragar de prepo una poción para recuperar su vitalidad.
Con la amenaza en puerta Borok comenzó a sopesar las rutas de escape, arrojando al acido el cuerpo de uno de los guerreros, solo para comprobar que, si aun tenían necesidad de salir corriendo, ese camino no era el más aceptable.
Balarian miraba con detenimiento las grandes puertas de color ébano y plata, y para su interior rezaba a Eironeus para que le concediera la calidad de ver más allá y entender los males que les esperaban.
Con más calma Balarian se acerco hacia la puerta del extremo derecho y la abrió, encontró allí cuerpos desechos y restos semi disueltos por el verde acido del lago que bloqueaba el pasillo. Detrás de el Grimik se acerco y pudo ver que allí se encontraban amigos y otros enanos que habían compartido su penoso viaje, con pena en el corazón pero con la necesidad de saber que más había detrás de la montonera de cuerpos, camino por encima de los restos y verifico que a pocos metros detrás, la montana se encontraba derrumbada nuevamente.
Salieron entonces y se dirigieron a la puerta de la extrema izquierda, desde donde, detrás de la puerta, pudieron escuchar sonidos de cadenas y gemidos ahogados.
Con delicadeza Shauden abrió la puerta y vio detrás de ella tres bultos que luego, a la luz de las antorchas, pudo identificar como dos humanos y un ser pequeño de barba chamuscada, un enano gris, demacrado y harapiento.
Con gentileza Borok y Balarian les alcanzaron sus cantimploras con agua pero al ver Shauden que el enano se acercaba peligrosamente hacia una campana intento tomarle las manos, forcejeando por momentos. Borok se alerto inmediatamente y como amenaza simplemente corto a la mitad a uno de los humanos y amenazo al otro en un pobre intento de hacer que el enano desistiera. Pero este acto inútil solo sirvió para que Balarian desmayara de un solo golpe al enano que se encontraba enredado con Shauden.
Los humores del druida se encontraban alterados, descargo su furia asesinando al último humano y, concluyo cortándole la pierna al enano.
En medio de preguntas y curaciones el druida salió y se dirigió a la puerta del centro desde donde pudo oler salir de allí aire fresco que pasaba a través de una tosca cortina de madera que, junto al vivaz graznido de un ave, le dio la pauta a Shauden que allí se hallaba un lugar mucho mas cálido a sus sentimientos.
Era un pasillo de aproximadamente cuatro metros de alto, muy alto para cualquier mortal, al fondo se cerraba una reja rastrillo sobre un portal de piedra custodiado por dos hermosas estatuas de dríades salvajes.
A pesar de encontrarse en un ambiente más acorde a sus habilidades Shauden decidió manejarse con cautela, apoyado por Dhuck y Balarian, se fue deslizando por el costado de la bóveda.
Las estatuas parecían observar desconfiadamente a Shauden mientras este levantaba el portón y lo trababa para acceder a una bóveda circular.
El gnomo y el elfo descubrieron que el pasillo aun conservaba algunos tapetes y cortinas colgando desgarbadamente de las paredes y se tomaron su tiempo pare verificar, con sus artes místicas, si todo aquel lugar poseía artículos o trampas de carácter mágico.
Ya más tranquilos, accedieron a la gran caverna natural que se habría ante ellos, un gran espacio rodeado de plantas, con un lago en su centro, y en medio de aquel espejo de agua una estatua que apuntaba al cielo. Al tope de la bóveda se abría un ojo al cielo, desde donde podían observar la entrada de luz, hace rato esperada, y el grito de aves escondidas en la sombra de las piedras.
En un instante la calma del espacio se vio perturbada por un gutural y profundo gruñido que hizo a las aves escapar con desesperación, y que obligo a los compañeros a replegarse hacia la entrada.
Desde el fondo de la caverna Shauden observaba como una sombra alada arremetía contra el sin darle muchas oportunidades para llegar al portón, el druida se dio vuelta y planto combate a la bestia, que traía sin demora a su pareja, amenazando con hacerlas pasar un serio mal momento.
Eran una pareja de whiverns, especie animal de la familia de los dragones pero sin el cerebro de esos fantásticos ejemplares; sus colas eran aguijones parecidos a los de los escorpiones y sus dientes largos y filosos como sables.
El resto de la compañía, al escuchar los gritos de llamada del paladín y el bardo, se acercaron céleremente al combate, entre todos fueron, poco a poco, debilitando y finalmente eliminando a los bestias que les cortaban el camino a la superficie.
La naturaleza que el druida tanto amaba y protegía se estaba poniendo en su contra, desde las orillas del lago vio levantarse tres figuras con forma humanoide, pero cubiertas de plantas y algas o, más bien, hechas de las más puras hijas de la tierra; y se estaban encaminando hacia ellos con paso pausado y firme.
Todo el grupo retrocedió, y dejaron caer la reja delante de ellos para mantener, lo que fueran esos monstruos, dentro del mismo salón donde se encontraban.
Mientras todos se retiraban hacia el salón donde se hallaba la balista, Borok iba cubriendo la retirada, solo para sentir el cálido toque de esas bestias en su propia piel, su cuerpo casi cae al piso inmediatamente pero pudo recuperarse lo suficiente como para salir del pasillo de piedra. La fiebre lo acosaba y creyó ver, en su delirio que las criaturas traspasaban la reja, casi como si no estuviera allí, simplemente abrazándolas con sus enormes cuerpos y continuando su camino.
Lo que el bárbaro creía eran alucinaciones, el resto del grupo lo pudo constatar realmente, los elementales ya habían pasado la reja, y transitaban el pasillo hacia ellos.
Cerraron de un golpe la puerta y la trabaron para, de esa manera, al menos demorar el avance de esas amenazas.
Entretanto, en la puerta donde habían hallado a los tres esclavos, Grimik comenzó a escuchar ruidos de pesados pasos, cerrándola con fuerza tras de sí y avisando a sus compañeros que algo mas se acercaba hacia ellos.
El enano forcejeo un momento pero no tardo en ceder para dejar paso bruscamente a dos guerreros enanos, de la casta de esclavistas que lo habían traído a el hacia esas profundidades.
En una mezcla de asco y odio, Grimik lanzo un dardo de su ballesta hacia el primero, pero este lo esquivo rápidamente sobre el druida, que aun se encontraba shockeado por la presencia de semejantes elementales en las profundidades de la caverna.
Detrás de él otro enano recibió de lleno la carga del bárbaro que, herido por el veneno de las bestias vegetales, no pudo eliminarlo como hubiera deseado, con un solo golpe de su hacha.
La contienda fue breve entre enanos y aventureros, los guardianes de la fuente traspasaron la puerta destrozándola como pergamino mojado y golpeando a un lado u otro sin distinción.
Poco a poco, y aprovechando que los guerreros enanos estaban teniendo sus dificultades con los elementales, la compañía se fue retirando, uno a uno, paso a paso, sobre el túnel abierto por ellos al costado de la explanada, la experiencia del druida se sobrepuso a las ansias de combate del grupo y fue así que, una vez que los enanos grises fueron aplastados, los guardianes se encararon sobre el túnel, dentro del cual solo de a uno podían pasar.
Con Balarian como defensa fue Aiwendil que dio el golpe final a la persecución lanzando un fuego fatuo sobre el elemental que lideraba la marcha, la llamarada fue secando a la bestial forma hasta convertirla en una gran coraza que sellaba el túnel en toda su extensión.
Detrás aun podían escuchar los gemidos y gruñidos de sus hermanos que, después de golpear un poco, dieron la vuelta y se alejaron de la entrada para volver a su sitio de descanso.
Aun confundidos, se arrojaron al piso para evaluar nuevamente, que era lo que debían hacer a continuación.

Comments

Dhuck

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.